//
Yoga en la Oficina: elongación de miembros

He alcanzado un hábito muy saludable: llevar siempre conmigo un buen libro de lectura. Se dice que el bolso de una dama es una “cajita de pandora”… puede ser… y particularmente creo que un libro es una buena forma de “matar” productivamente el tiempo, además de favorecer la neuroplasticidad cerebral [1], genera un “mundo paralelo” que me abre la oportunidad de cambiar la óptica de ver las cosas; es así que cuando estoy en proceso de un trámite, a la espera de atención, en un consultorio, esperando una amiga/o o en la cola del súper, saco mi librito de bolsillo y… “Alicia en el país de las maravillas”!: eligiendo un nuevo camino…

Leía hoy un genial libro de Howard C. Cutler, Dalai Lama en “El arte de la felicidad” y era tan claro cuando el Dalai aseveraba que para dominar los estados de ánimo negativos y reemplazarlos por otros positivos hay que recurrir a lo esencial de todo aprendizaje: la repetición metódica. El rasgo más característico del método de formación de la mente expuesto por el Dalai Lama es la idea de que los estados positivos de la mente pueden actuar como antídotos contra los estados negativos. El Dalai Lama está convencido del tremendo y acaso ilimitado poder de la mente, pero de una mente que haya sido sistemáticamente entrenada y atemperada por años de experiencia y de sano razonamiento. Se necesita tiempo para desarrollar el comportamiento y los hábitos mentales capaces de contribuir a solucionar nuestros problemas, así como para establecer los nuevos hábitos que trae consigo la felicidad, así lo afirmábamos y proponíamos en cambia tu cerebro, cambia tu vida. Definitivamente no hay forma de soslayar estos factores esenciales: determinación, esfuerzo y tiempo son las auténticas claves de la felicidad.

En este contexto, las causas del stress pueden ser controlables e incontrolables. El truco está en aprender a controlar las controlables y en descubrir como sobrellevar las incontrolables. El primer paso es aprender a identificar el origen del stress, determinar si es ambiental, psicológico o físico. El stress es una cuestión personal, eso quiere decir que mi stress no es igual al de mi compañero de trabajo o el de mi jefe, es una consecuencia de una reacción desbordada en mi persona; lo importante es conocerlo y romper ese círculo vicioso.

Gran parte de los principales síntomas de stress son físicos: dolor de cabeza, hombros agarrotados, un nudo en el estómago, garganta, insomnio, cansancio e hinchazón de piernas. Problemas de este tipo suelen resultar molestos, distraen y ocupan mucho tiempo.

En nuestro blog de esta semana de yoga en la oficina, te propongo entonces otra serie de ejercicios que te ayudarán a ‘mantener en línea’ tu stress, tornándolo saludable: en ímpetu de esfuerzo y determinación! Mientras tanto te recuerdo que la determinación, la disciplina y la paciencia son fundamentales a la hora de lograr que el yoga se torne terapéuticamente beneficioso. Es decir: practícalo a diario!!

1Esta postura es el más sencilla de realizar, consiste en elongaciones de miembros superiores (mano y dedos) y las puedes realizar repetidas veces durante la jornada. La práctica continua de estas elongaciones pueden ayudarte incluso a prevenir dolores de cuello, además del síndrome de túnel carpiano [2], patología muy frecuente en personas que utilizan continuamente computadores y dispositivos relacionados.

Series of female office worker doing stretching exercises,Esta segunda secuencia de ejercicios te ayudarán a reducir los dolores y molestias de cuello, hombros y espalda media. Generalmente cuando estamos mucho tiempo frente a una pantalla de computador, tendemos a adoptar posturas inadecuadas (sumadas a una falta de ergonomía del mobiliario), con lo cual a través de estas posturas dinámicas distensionarás esas zonas factibles de contractura. La práctica habitual de esta serie te colaborará en reducir el dolor causado por la tensión que conduce a dolores de cabeza. Lo ideal es que combines esta serie de elongaciones con respiraciones profundas.

3Y finalmente te propongo una variante muy básica -aunque no menos efectiva- de natarajasana [3] (o postura del Bailarín Real). Aquí te propongo dobles -por turno- una pierna hacia atrás mientras la sujetas de tu tobillo o pantorrilla. Esta variante de la postura de equilibrio debes siempre realizarla mientras te apoyas en algo. Céntrate en la elongación de la parte superior de tu muslo y la apertura flectora de tu cadera. Si puedes descalzarte, mucho mejor!! Favorecerá tu estabilidad postural. Recuerda mantener cada postura unos segundos (variante hasta el minuto).

Disfruta tu semana y de los beneficios saludables que trae consigo la disciplina y la determinación de la práctica de ejercicios saludables!!

Hasta la próxima!

Por Maricé Espínola Méndez.

https://www.facebook.com/AGORA.ECO


[1] https://agoraconsultoraeco.wordpress.com/2014/01/05/cambia-tu-cerebro-cambia-tu-vida/

[2] https://fbcdn-sphotos-g-a.akamaihd.net/hphotos-ak-prn1/936267_377615239021612_1933546550_n.jpg

[3] https://agoraconsultoraeco.wordpress.com/yoga-para-empresas/yoga-en-vacaciones-parte-ii/

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Archivos

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

julio 2021
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  
Follow Àgora Consultora E.C.O. on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: