//
¿Nuestros pensamientos influyen en nuestra salud?

288Los últimos avances en neurociencias hablan que “nuestros pensamientos nos hacen psicológicamente inmunes o psicológicamente proclives a las enfermedades físicas” (Gregg Braden, La Matrix Divina; 2007) que es lo que estudia la rama de la medicina conocida como psiconeuroendocrinoinmunología.

Me interesó sobremanera el tema y comencé a leer sobre ello, así me encontré con Gregg Braden, Bruce Lipton, David Perlmutter, Néstor Braidot y también con Estanislao Bachrach todos ellos de las áreas de la biología molecular, la psiquiatría y psiconeuroendocrinología e increíblemente lo asocié a Rafael Echeverría, a Julio Olalla del coaching ontológico y a Danilo Hernández, español yogui autor de “Claves del Yoga”; y en todos ellos encontré un denominador común: cómo a partir de un estímulo externo (una situación) y su interpretación –a partir de los pensamientos-, se generan emociones físicas que desencadenan una serie de reacciones químicas en nuestro organismo –incluso a nivel celular- que nos predisponen o nos inhiben a las enfermedades físicas y anímicas también.

Ahora ¿cómo funciona este esquema sistémico? Las enfermedades relacionadas con la mente no requieren que exista ninguna alteración física en el organismo cuando aparece la enfermedad. La salud depende de la habilidad del sistema nervioso para percibir adecuadamente la información ambiental e iniciar una serie de comportamientos apropiados, destinados a preservar la vida. Pero si la mente interpreta mal las señales del entorno y genera una respuesta inapropiada, la supervivencia corre peligro porque los comportamientos del organismo dejan de estar en sincronía con el medioambiente (Lipton, 2012). Me pareció increíble que un pensamiento bastase para perjudicar un sistema completo, pero, de hecho, las percepciones erróneas pueden ser letales…

Pensaba en las personas con desórdenes alimentarios, por ejemplo alguien que sufre de anorexia. Si bien sus familiares y amigos perciben claramente que está en piel y huesos, a punto de morir, la persona se mira al espejo y ve a un individuo gordo. A partir de esta visión distorsionada, el cerebro de la persona con anorexia intenta controlar un aumento de peso excesivo (y completamente inexistente) inhibiendo las funciones metabólicas del organismo.

Afirma Lipton (Biología de la Transformación, 2012) que “el cerebro, como cualquier entidad regidora de un sistema, busca su armonía. Y la armonía neuronal se expresa como una medida de congruencia entre las percepciones mentales y la vida que experimentamos.” Es decir que nuestro cerebro es como un computador, y nuestra mente es el software! Pensaba en los famosos espectáculos de hipnosis. Un voluntario del público se presta a que alguien lo hipnotice y realice hazañas que en estado “consciente” quizás nunca lo haría, como intentar levantar un vaso de agua de 250 cm3 bajo el lineamiento que pesa 250 kg. La persona “hipnotizada” comienza a realizar un gran esfuerzo muscular, incluso hinchando sus venas, sudando y no logra levantar el vaso! Evidentemente el vaso no pesa 250 kg aunque la mente del voluntario así lo cree.

Néstor Braidot (Sácale partido a tu cerebro, 2011) habla que las células, los tejidos y los órganos no cuestionan la información enviada por el sistema nervioso, sino que responden con igual fervor tanto a una acertada percepción generadora de vida como a una equivocada percepción autodestructiva. En consecuencia, la naturaleza de nuestras percepciones ejerce una notable influencia sobre el destino de nuestra existencia.

Las percepciones (biología), lo que pensamos (neurología) y lo que decimos (lenguaje) ontológicamente hablando ejercen una tremenda influencia en el carácter de nuestra vida y nuestras experiencias. “La fe mueve montañas” consigna un afamado refrán. Las percepciones son más que meros pensamientos: se trata de creencias que impregnan todas y cada una de nuestras células. Simplemente, la expresión del cuerpo es un complemento de las percepciones de la mente o, en términos más sencillos todavía: ¡creer para ver!

Eso me llevó a la ontología del lenguaje y a Echeverría (El Observador y su mundo, 2009) cuando dice que al “reafirmar el valor de la vida, la propuesta ontológica requiere volver a plantearse los valores que le confieren sentido a la vida. Ello implica que el valor de la vida requiere, por lo tanto, traducirse a su vez en valores capaces de generar sentido de vida.” Entonces nuestra percepción depende de lo que creemos, de nuestras creencias “programadas” adquiridas a lo largo de nuestra vida. La clave está en cambiar ese “software mental” –las creencias-, y para lanzarnos en esa desafiante tarea la llave está en mirarnos hacia dentro y experimentar un cambio en nosotros, ya que únicamente la modificación de nuestras creencias nos conducirá a la transformación de nosotros mismos como personas y del mundo en el que vivimos.

Julio Olalla (El Ritual del Coaching, 2011) es contundente cuando afirma “Recupera las emociones como dominio del aprendizaje. La educación emocional en nuestra cultura ha sido dejada al azar”, y finalmente me quedo con una de mis frases favoritas (de Albert Einstein): “Tu imaginación anticipa lo bueno que te sucederá en la vida”, que tu vida sea un permanente devenir y fluir en armonía con el entorno y la naturaleza. ®

Por Maricé Espínola Méndez

https://www.facebook.com/AGORA.ECO

Comentarios

3 comentarios en “¿Nuestros pensamientos influyen en nuestra salud?

  1. Uah!!! que dificil que es Einstein

    Publicado por José | marzo 18, 2016, 8:55 pm

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: La importancia de la capacitación y el desarrollo de las personas en la organización | Àgora Consultora E.C.O. - enero 21, 2017

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Archivos

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

octubre 2021
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
Follow Àgora Consultora E.C.O. on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: