//
3 excusas que interfieren en tu práctica individual de Yoga

Como practicante activa del Yoga, tanto desde lo físico (asanas) hasta lo filosófico, a menudo me encuentro con personas auto-convencidas de que la práctica de yoga por sí mismos (individuales), en sus casas, no es para ellos. Aparte de las dudas habituales que nos enfrentamos en la vida y en nuestro mat de yoga, también corremos con juicios infundados, sobre todo sobre el Yoga, que a veces definen nuestra voluntad a intentarlo. Las excusas… las excusas… a continuación te presento tres juicios que comúnmente pueden estar impidiendo que declares una decisión de practicar yoga individual en casa.

Juicio #1: “Mi práctica de yoga no avanza lo suficiente

La práctica de Yoga en casa puede ser una excelente solución para aquellos yoguis que desean personalizar sus clases de yoga, quizás porque si bien la práctica del yoga es un proceso totalmente individual en ocasiones los grupos en un instituto son numerosos, además hay distintos ritmos y niveles que muchas veces en una clase grupal, no es viable coordinar por el mismo profesor. Particularmente me ha resultado motivador practicar yoga en casa, ya que implica establecer una base fuerte –a través de un hábito 100% saludable- y crear un fundamento (incluso filosófico) para una práctica de yoga sostenible en el tiempo. Incluso la práctica de yoga en casa también es accesible para todos aquellos nuevos yoguis que están buscando trabajar y mejorar sus limitaciones físicas, lógicamente en etapa posterior a que han practicado previamente con un maestro calificado.

Tips: Me han resultado sumamente plácidas las prácticas de yoga en casa de mañana bien temprano o bien antes de ir a la cama. Las posturas del niño, del gato y de la vaca, también de perro y de la tijera de pie son asanas que estimulan y masajean suavemente espalda y caderas, además de distensionar y elongar la columna. Cuando llegue el momento es genial incorpores el saludo al sol como parte de tu abhyasa (práctica diaria) de Yoga.

Juicio #2: “No tengo tiempo

Todo el mundo pasa por la faz de la escasez de tiempo. En estos tiempos puede resultar difícil coordinar tiempo y espacios en una clase de yoga grupal, y quizás aún más difícil pensar en encontrar el tiempo para trabajar en una auto-práctica. Pero debo confesar que disfruto mucho más realizando mi práctica diaria en casa porque –además- definitivamente práctico fortaleciendo mi voluntad mientras que ese momento de práctica es único y tan personal que facilita mi introspección y consciencia cuerpo-mente. Además piensa que puedes practicar en espacios abiertos, como en un parque, en la playa, en la montaña…

La alegría y el placer de una práctica de yoga en casa radica en que también puedes afinar tu práctica, diseñar tus vinyasas a la medida de tu necesidad y -cuando sea oportuno- incluir las posturas de yoga más avanzadas, asimismo adaptando la duración de tu práctica de forma tal de acomodarla a tus compromisos diarios.

Tips: Programa tu abhyasa tal como lo harías con cualquier otro compromiso. Analiza los efectos de practicar en diferentes horarios durante el día y durante tu semana de forma tal de encontrar el mejor momento para lograr tu introspección en ese mat…

Juicio #3: “Necesito un ambiente de grupo para hacerme responsable

¿Alguna vez has llegado a la postura del niño en tu mat de yoga sólo para sentir y darte cuenta de que “realmente” has elegido practicar Yoga? ¿Qué el Yoga es tu flanco natural? ¿y que es una elección de vida más allá del bienestar físico? El hecho de practicar yoga grupal y asistir a un instituto quizás sea beneficioso y “te obliga” a asistir a la práctica, no obstante tomar consciencia del poder de tu elección personal es maravillosamente gratificante e inigualable además de fortalecer tu voluntad y el logro de objetivos personales.

Tips: Encontrar un buen profesor de yoga es genial! De hecho un buen instructor te puede facilitar un sistema de diagnóstico para que encuentres tus focos y para mejorar desarrollando tus habilidades de acuerdo a tu maduración, flexibilidad y habilidades en la práctica. Aprovecha la práctica en grupo como marco de referencia para tu diagnóstico físico inicial y la enseñanza técnica como puntapié inicial para lograr tu independencia y fortalecer tu voluntad en la práctica individual personal.

La práctica de yoga en casa nos puede presentar dudas en relación a nuestras capacidades –principalmente físicas: ergonómica y sus límites-, también sobre nuestra intención y nuestra voluntad de “poder”. La práctica del yoga para principiantes en casa requiere una especial concentración y un nivel grande de consciencia. Escucha a tu cuerpo, siempre, él será tu guía durante la práctica de yoga en casa. Y disfruta de la consciencia del aquí y el ahora, de tu feliz elección de tu abhyasa, de ser capaz de elegir y contar con la voluntad de hacerlo! El logro de los objetivos externos parte de aquellos internos…

Hasta la próxima!!

Por Maricé Espínola Méndez

https://www.facebook.com/AGORA.ECO

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Archivos

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

julio 2021
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  
Follow Àgora Consultora E.C.O. on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: