//
Motivar

Una mañana, la directora de una empresa caminaba apresurada hacia su lugar de trabajo. En una esquina, se detuvo para dar unas monedas a un hombre pobre que vendía flores y continuó su recorrido.

A los pocos minutos regresó.

– Lo siento – dijo mientras tomaba una flor-. Con la prisa no llevé lo que compré y eso no es correcto. Usted es una persona de negocios, igual que yo; sus flores tienen un precio y su calidad es buena.

Sonrió y se fue.

Un año después, cuando la mujer pasaba por la misma esquina, se le acercó un hombre de aspecto elegante que le dijo:

– Estoy seguro de que usted no me recuerda y yo no sé su nombre… aunque nunca olvidaré su cara. Usted me inspiró para hacer algo por mí mismo. Yo era sólo un vago que vendía flores en esta esquina, hasta que usted me devolvió el sentido de la dignidad. Ahora, estoy desarrollando mi pequeña empresa.

Fuente: Colombo, D. (2008), Abrir Caminos, Impresos SA, Buenos Aires.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Archivos

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

julio 2021
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  
Follow Àgora Consultora E.C.O. on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: