//
7 lecciones aprendidas de El Principito

El libro El Principito se publicó por primera vez en 1943 por el escritor y aviador Antoine de Saint-Exupéry.

Cuando leí por primera vez este libro, a mí -y seguramente a millones de personas más en todo el mundo-, de inmediato me cautivó.

Las lecciones que aprendí de este niño inteligente, inquieto y aventurero las conservo hasta hoy, además de la experiencia, el conocimiento y aprendizaje que con el tiempo he adquirido han facilitado, flexibilizado y potenciado “mi observador”, no sé si para ver las situaciones con “mayor claridad” pero sí desde otra óptica, otra alternativa, otras oportunidades. Cada vez que he leído El Principito he podido interpretarlo con distintos significados, que seguramente han dependido también del momento y situaciones que en ese momento estaba viviendo.

El Principito es fuente de sabiduría sencilla aunque profunda sobre distintos aspectos subjetivos y esenciales de la vida. He rescatado algunas frases que demarcan en mí aspectos profundos del pensamiento y la reflexión; mientras que la interpretación que cada uno dé -desde Su Observador- es objetiva, el libro en sí mismo es subjetivo por lo que la “resonancia” en cada lector es diferente en función de su propia experiencia de vida única e inequívoca.

Van aquí sólo algunas de mis citas preferidas del libro…

“He aquí mi secreto, que no puede ser más simple: solo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible a los ojos.”

“Es una cuestión de disciplina, – me decía más tarde el Principito -. Cuando por la mañana uno termina de arreglarse, hay que hacer cuidadosamente la limpieza del planeta.”

“Pero si tú me domesticas, entonces tendremos necesidad el uno del otro. Para mí, tú serás único en el mundo. Para ti, yo seré único en el mundo…”.

 “Caminando en línea recta no puede uno llegar muy lejos”.

 “Cuando el misterio es demasiado impresionante, es imposible desobedecer.”

“Me pregunto si las estrellas se iluminan con el fin de que algún día, cada uno pueda encontrar la suya.”

 “Es mucho más difícil juzgarse a sí mismo que juzgar a los demás. Si logras juzgarte bien a ti mismo eres un verdadero sabio.”

Si no lo has hecho, te recomiendo definitivamente la lectura de este libro. Dirigido a niños y adultos, es adorable! pero también lleno de ideas que hacen reflexionar sobre lo esencial del sentido de la vida, la amistad y el amor.

Por Maricé Espínola

https://www.facebook.com/AGORA.ECO

Los comentarios están cerrados.

Categorías

Archivos

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

julio 2021
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  
Follow Àgora Consultora E.C.O. on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: