//
estás leyendo...
ISO 9001, OHSAS 18001, RR.HH., RSE, Sistemas Integrados de Gestión (SIG)

Sobre la necesidad de realizar proyectos innovadores relacionados con la “organización y gestión de sistemas de prevención de riesgos derivados del trabajo”

Salud laboral 3

“La seguridad no tiene precio, sino un valor: la vida.”
 (*) Por el Licenciado Hugo Antonio Reyes

 

 

INTRODUCCIÓN 

Por nuestro desempeño profesional en el campo de la Administración de Recursos Humanos conocemos que, desde siempre, el centro de trabajo, el lugar de manufactura, la fábrica, ha estado lleno de riesgos para quienes forman parte de ellos. Precisamente, desde nuestro rol profesional, nos ocupamos en las empresas de los temas que tienen que ver con la gestión de las personas y vaya si el riesgo en el que están inmersas no es tema para que nos preocupemos de manera conjunta con los profesionales con incumbencia directa en el tema.

En los últimos años, la seguridad como disciplina se ha desarrollado en forma significativa, manteniendo en su esencia como objetivo central la protección de las personas, pero ampliándose también a otros propósitos que son coherentes con los desafíos gerenciales, crear medios compatibles y contribuyentes con los actuales sistemas de gestión de las empresas, para obtener mejores resultados para el desarrollo laboral y personal.

Como el principio fundamental de la seguridad está la prevención. Y prevenir, en su concepto amplio, significa que las cosas se hagan bien a la primera y de siempre (emparentado de manera directa con el concepto de la Calidad Total). Entendemos que precisamente prevenir implica el conjunto de tres nociones que configuran una manera sistemática y racional de emprender cada actividad humana: prevenir, predecir, preactuar.

DESARROLLO

La siniestralidad laboral es uno de los problemas más graves del Mercado Laboral de nuestro País. Un problema, asociado a la precariedad y la temporalidad laboral, perversamente instaladas en las empresas. Las organizaciones gremiales y los distintos colegios profesionales relacionados con la temática  (Ingenieros Especialistas, Licenciados y Técnicos en Higiene y Seguridad, Médicos Laboralistas, Psicólogos Organizacionales, por solo citar a los más importantes), vienen denunciando en los últimos años la irresponsable actitud de algunos empresarios respecto a la seguridad en los puestos de trabajo y, la dejadez del Estado, que incumple su obligación de proteger la integridad de los trabajadores y trabajadoras.

“El objetivo genérico de la Prevención de Riesgos Laborales es proteger al trabajador de los riesgos que se derivan de su trabajo; por tanto, una buena actuación en Prevención de Riesgos Laborales implica evitar o minimizar las causas de los accidentes y de las enfermedades derivadas del trabajo. Esto debe conseguirse, en primer lugar, fomentando -primero en los responsables de la empresa y después en todos los trabajadores- una auténtica cultura preventiva, que debe tener su reflejo en la planificación de la prevención desde el momento inicial”[1]

En esta línea argumental, el propósito consiste en que las Empresas, sobre todo las Pymes, implementar Sistemas de las  características antes señaladas, pues su concreción significará para aquellas empresas que lo lleven adelante, estar a la vanguardia en estos aspectos y pueden transformarse, asimismo, en un espejo o modelo a imitar por otras organizaciones.

Se trata, en resumen, de definir, establecer y desarrollar en cada una de las empresas de este segmento (Pymes) un Sistema de Gestión para la Prevención de Riesgos Laborales de manera que formen parte de la gestión integrada de la organización, con el fin de:

  •   evitar o minimizar los riesgos para los trabajadores
  •   mejorar el funcionamiento de la propia empresa
  •   ayudar a la organización a la mejora continua en su sistema integrado de gestión.

La planificación de la prevención debe seguir un proceso estructurado en varias etapas. El ámbito de aplicación de dicha prevención y el alcance de la misma depende de las características de cada empresa (su actividad productiva y, en consecuencia, los riesgos potenciales de sus puestos de trabajo, etc.), pero la metodología que ha de seguirse se materializa en los llamados Sistemas de Gestión de Prevención de Riesgos Laborales.

Un Sistema de Gestión de Prevención de Riesgos Laborales debe responder a una serie de características esenciales, comunes en muchos aspectos con el proceso de búsqueda de la calidad total; siendo ellas:

  • Globalidad: el Sistema de Gestión de Prevención de Riesgos Laborales debe contemplar todas las actividades de la empresa; la interrelación de las actividades de los distintos departamentos de la empresa obliga a tener una visión conjunta de la misma.
  • Oportunidad: las acciones que implique la aplicación del Sistema de Gestión de Prevención de Riesgos Laborales deben realizarse en el momento adecuado, para que tengan la efectividad deseada.
  • Eficiencia: la búsqueda de la consecución de objetivos debe realizarse tras haber analizado el origen de los problemas, no sus efectos.
  • Integración: es necesario analizar la repercusión de cada acción derivada del Sistema de Gestión de Prevención de Riesgos Laborales sobre el conjunto de la empresa, estudiando las ventajas e inconvenientes que cada una de estas acciones presenta con respecto a los objetivos prefijados.
  • Cuantificación: es necesaria la búsqueda continua de ratios y estándares para evaluar en la consecución de los objetivos establecidos.
  • Periodicidad: la bondad del Sistema de Gestión de Prevención de Riesgos Laborales deberá ser revisada con una metodología y una recurrencia predeterminadas, lo que permitirá evaluar los éxitos obtenidos y corregir los defectos y las desviaciones.

Todas las actuaciones preventivas que se implementen deberán de ser sometidas a control con el fin de comprobar el grado de cumplimiento de los objetivos fijados para garantizar la seguridad y salud del personal. Para que la política preventiva tenga un efecto positivo se hace muy necesario anticiparse a la aparición de los problemas.

La mejor forma de organizar un sistema de estas características es siguiendo los lineamientos de las Normas Internacionales de Calidad, para lo cual sugerimos, tomar como base las Normas OSHAS 18.001.

Para ello, pensamos que es necesaria la elaboración de una política propia de prevención de riesgos laborales y establecer una organización con procedimientos para las diferentes actividades preventivas en las Empresas sobre las cuales trabajemos.

Partiendo de las consideraciones antes mencionadas, se puede consolidar la información relevada y soluciones propuestas en un sencillo MANUAL, lo que constituye el primer nivel de sistema documental y permitirá ser distribuido y conocido por todos los colaboradores de las diversas Empresas en las que intervengamos.

Esta acción de volcar en un texto toda la información básica recogida, facilita y controla su difusión y correspondiente acción pedagógica entre jefes y trabajadores, promoviendo el desarrollo de una adecuada y eficiente cultura preventiva. Claro está, que implica solo un paso en el proceso de concientización dado que, como lo señalamos anteriormente, instaurar un Sistema de estas características requerirá de un enfoque proactivo de todos los participantes.

 FACTIBILIDAD Y RESISTENCIA AL CAMBIO 

Proyectos de estas características a menudo, por no decir la mayoría de las ocasiones, son puestos frente a la mirada de Gerenciadores que ponen énfasis en los aspectos económicos, enfrentándonos a consultas tales como: ¿esto me saldrá caro?, ¿se justifica la inversión que ello demanda?.

Estas son algunas de las consideraciones a tener en cuenta y por lo cual los Propietarios de las Pymes se interesarán en la temática:

  •   Cumplimiento de lo exigido por la Ley 24.557 de Riesgos del Trabajo
  •   Valoración Social de la Empresa al Implementar un Sistema de Prevención de Riesgos del Trabajo.
  •   Renovación del Contrato Psicológico Empleado / Empleador
  •   Disminución en la cápita que se paga a la Aseguradora de Riesgos del Trabajo.
  •   Posibilidades de acceso a nuevos mercados que exigen Normas de Calidad como requisito ineludible.

Además, conviene señalar otros aspectos económicos que incidirán positivamente en la Implementación de un sistema de las características de lo que proponemos con Proyectos de este tipo, a saber:

La rentabilidad, que estará dada por los siguientes factores principales:

  • Inversión en mejoras de seguridad, fijas o móviles, que pasen a formar parte del activo de la empresa.
  • Menores costos de alícuota del seguro por calificación de la ART.
  • Menores costos indirectos (4 a 1) por la inversión realizada para reducir accidentes.
  • Reducción de gastos por menor cantidad de jornales pagados por accidentes (10 primeros días).
  • Menores gastos por asistencia médica primaria en el lugar de trabajo, cuando ocurre el accidente.
  • Disminución de egresos en la adquisición para la provisión de elementos de protección personal, por inversiones que eliminen el riesgo en su fuente de origen.
  • Menores costos de estudios periódicos de las condiciones ambientales, por cambios de materias primas o mejoras en los ambientes de trabajo que eliminen la contaminación.
  • Menores costos por insalubridad calificada, invirtiendo para la modificación de condiciones de los ambientes afectados.
  • Menores costos de pólizas de incendios, por inversiones para un mayor y mejor equipamiento, formación de brigadas  internas, muros y elementos cortafuegos, etc.
  • Toda otra inversión destinada a eliminar un costo, un gasto o una pérdida producto de la accidentologia laboral.[2]

En función de lo señalado, la inversión a realizar en Proyectos como el que proponemos, generará un retorno de la inversión realizada vía disminución de los egresos.

Específicamente en lo atinente a la Resistencia al Cambio, vemos como una de las principales limitantes en cuanto a la concreción de este tipo de iniciativas, es la falta de una Cultura Preventiva en nuestro país tanto de los Empleadores como de los propios Empleados. Existe también, una idea errónea de que los costos del accidente son cubiertos por el Seguro (la Aseguradora de Riesgos del Trabajo – ART) en su totalidad. En muchas oportunidades, tales costos deben ser soportados por la empresa asegurada.

“No se comprende cabalmente que “prevenir es invertir”. Los empresarios no alcanzan a visualizar que el tema de la inversión y la rentabilidad en materia de seguridad debe ser encarado sobre aspectos puntuales, que permitan un retorno de la inversión realizada vía disminución de los egresos”[3].

En consecuencia, deberemos trabajar en concientizar a éstos que la rentabilidad por inversiones para la seguridad no se calcula por aumento de ingresos, sino por la disminución o eliminación de costos, gastos y pérdidas.

En cuanto a los empleados, la principal limitación, en muchos casos, es la apatía, por lo que se debe involucrar a los mismos, ya que si éstos persisten en su actitud ni la mejor empresa, ni el mejor programa de seguridad y la inspección de seguridad más rigurosa de parte del Gobierno, o especialistas en Recursos Humanos lograrán la mejora.

Otra cuestión importante a tener en cuenta es la naturaleza de la tarea, es decir si la misma implica muchos riesgos o no. Un último factor que lo citamos como condicionante, es el aspecto económico, dado que requerirá una inversión (capacitación, elementos de protección personal, etc.).

 

CONCLUSIONES Y PROYECCIONES

Cuando se decida encarar Proyectos Innovadores en este campo, y con la características esbozadas anteriormente, debemos partir no solo de los conocimientos teóricos adquiridos a lo largo de nuestra formación, sino también de una definición básica: “la seguridad no tiene precio, sino un valor: la vida”.

Los alarmantes datos proporcionados por OIT (350.000 muertes al año por accidentes de trabajo), nos deben no solamente motivar a estudiar, sino también a actuar para revertir esta tendencia.[4]

Y cuando lo hagamos, debemos estar convencidos, que lo hacemos porque creemos en el cambio y en potenciar el significado del FIN (formación e información).

Para Proyectos de esta temática, consideramos que el buen desarrollo y puesta en marcha de la Prevención de Riesgos Laborales (y para cualquier empresa) encierra una gran complejidad que sólo puede abordarse con conocimientos multidisciplinares por todos los matices que encierra, pero que requiere, a su vez, de acciones interdisciplinares que eviten una visión parcial y fragmentada de cada uno de los factores que engloban la prevención.

Tomamos como premisa que las Evaluaciones de Riesgos, la Planificación de la actividad preventiva, la Formación y la Información, el Plan de Emergencia y Evacuación y todos los elementos que forman parte de un Sistema de Gestión de Prevención de Riesgos Laborales no sea una mera obligación legal, sino herramientas que persiguen el objetivo de aunar tecnología y profesionales, porque el valor añadido del ser humano sigue destinado a ser una riqueza ahora y siempre en las empresas del siglo XXI.

Al fin y al cabo, esperamos que labores como las que alentamos en este trabajo, contribuyan al establecimiento de una cultura que promueva condiciones de trabajo seguras y sanas. De seguro podemos afirmar que resultará también útil para proveer a los trabajadores, empresarios, personal de conducción de las empresas y los formadores, de los conocimientos y herramientas necesarias para reconocer, prevenir y manejar los riesgos ocupacionales, fortaleciendo a su vez las instancias de negociación y participación colectiva.

 

(*) Lic. Hugo Antonio Reyes (Paraná, Entre Ríos). Licenciado en Gestión de la Calidad Total por la Universidad Católica del Norte (Chile). Experto Internacional en Gestión de RR.HH. por la European School of Management (España). Técnico Superior en Administración de Recursos Humanos por el ICSE (Paraná). Se ha especializado en Relaciones Laborales. Fue Secretario de Trabajo de la Provincia de Entre Ríos. Ex Secretario del Consejo Federal del Trabajo, donde desempeñó además la Presidencia de la Comisión del MERCOSUR. Se desempeñó como Jefe del Departamento de Personal y luego como Jefe del Departamento de Recursos Humanos de la Dirección Provincial de Vialidad de la Provincia de Entre Ríos. Es Docente en su especialidad en diversas casas de estudios. Mentor, Director y Docente del “Curso de Especialización en Gestión de Recursos Humanos” de la Universidad Tecnológica Nacional, Facultad Regional Paraná. Director Ejecutivo de Cadena de Valor Consultora Integral de Empresas.

 

Información de contacto:

Lic. Hugo Antonio Reyes

http://www.cadenadevalorparana.com.ar

har@cadenadevalorparana.com.ar


[1] ROMAN ABAL, Mónica: “Liderazgo de la Prevención en un Mundo de Aguas Bravas”. Disertación en el marco del “1º Seminario Regional sobre Prevención de Riesgos del Trabajo”. Paraná, Entre Ríos Argentina, 24 Octubre de 2.006. [2] MONTANARO, Laura: Manual para la Prevención de los Riesgos de la Salud y la Seguridad en el Trabajo en la Pequeña y Mediana Empresa. Fundación para Promoción de la Salud y Seguridad en el Trabajo FUSAT. Gráfica Art 2000, Buenos Aires, 2.000.
[3] ROMAN ABAL, Mónica: “Prevenir es Invertir”. MRA Prevention. 4º Trimestre de 2.006, Boletín Nº 2, Año I.
[4] Documentos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Nota   À G O R A   E.C.O.:

Agradecemos la lustre colaboración del  Lic. Hugo Antonio Reyes en nuestro blog.

Acerca de À G O R A Consultora E.C.O.

Somos un equipo consultor creado con el objetivo de asistir a empresas de producción de bienes y servicios en el diseño, desarrollo, implementación y mantenimiento de soluciones de ingeniería, la implementación de Normas Internacionales y el control, seguimiento y auditoria de plantas y procesos. Trabajamos en la mejora y optimización de sistemas de gestión certificados y/o en vías de certificación o alineación a un sistema de modo estratégico y táctico proponiendo intervenciones de gestión orientadas al logro de la eficacia y eficiencia administrativa y operativa. ÁGORA E.C.O. ofrece asesoramiento en gestión on-line total ó parcial y complementamos con propuestas educativas innovadoras, herramientas tecnológicas de última generación y expertise internacional. Nuestro Equipo de Trabajo está conformado por profesionales especializados en las áreas de Ingeniería de procesos, Industrial, Naval y Mecánica; Calidad, Seguridad, Ambiente y el Coaching Ontológico, con experiencia en el campo de la consultoría en empresas de primer nivel nacional e internacional.

Comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: Claves del liderazgo en seguridad | Àgora Consultora E.C.O. - febrero 10, 2014

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Archivos

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

diciembre 2013
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
Follow Àgora Consultora E.C.O. on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: